Saltar al contenido
Contaminación

Contaminación genética: transgénico es sinónimo de riesgo

Contaminación genética

Este tipo de contaminación, que en la actualidad está siendo objeto de multitud de estudios, pasa desapercibida para gran parte de la población. De hecho pocas personas se plantean lo que significa exactamente o de qué se trata la problemática relacionada con la ingeniería genética.

Tal descuido obedece a la sencilla razón de que no consiste en una contaminación perseguida por los gobiernos ni tampoco existe sobre ella un exceso de información, lo que genera el consiguiente desconocimiento sobre un término que dará mucho que hablar en el futuro.

Qué es la contaminación genética

La contaminación genética  es un perjudicial ataque al medio ambiente y principalmente al bienestar y la salud de los seres vivos, aunque afecta de manera mayoritaria a las personas.

Dicho esto podemos definir la contaminación que nos ocupa como la modificación o alteración de genes para crear nuevas clases con ellos. Este proceso requiere la transferencia de material genético de un organismo determinado a otro organismo distinto.

En este controvertido término el flujo de genes se da en las plantas a través de la polinización y en los animales mediante el apareamiento.

¿Has escuchado alguna vez hablar del término transgénico? El auge de estos productos comenzó hace pocos años, siendo animales y plantas modificados genéticamente con el fin de conseguir nuevas especies que cuentan con las siguientes características:

  • Las plantas transgenéticas han sido modificadas para soportar más tiempo en plagas o sequías, favoreciendo notablemente a cultivadores y otras personas que dependen de ellos para su propio sustento
  • Suponen un notable ahorro económico y su cultivo no requiere demasiados cuidados
  • En el caso de los animales, teóricamente se persigue obtener ejemplares singulares que sean mejores, complementando o perfeccionando las condiciones de sus ancestros originales, si bien en la práctica en multitud de ocasiones obedece al capricho propio de los humanos de modificar a su antojo una concreta raza

Centrándonos en la manipulación de las plantas, los elementos más destacados de esta clase de contaminación son los genes contaminantes que contienen muchos de los alimentos que consumimos y que se ponen en el mercado con independencia de la existencia de dudas en torno a si están o no modificados a nivel genético.

Es habitual que el consumidor ignore que está comprando alimentos modificados genéticamente. No en vano, no es fácil saber si un organismo ha sido manipulado de modo artificial o sometido a modificación genética.

Contaminación genética

Riesgos de la contaminación por transmisión de genes

Entre los riesgos que puede generar la contaminación que estamos analizando se encuentran:

La amenaza que supone el proceso originado por este tipo de contaminación para el desarrollo histórico y natural de una región específica.  Esta manipulación puede dar lugar por ejemplo a la homogeneización o reemplazo de los genotipos locales que estaría provocada por una introgresión.

Ello podría ocasionar el que se introdujeran animales o plantas con una ventaja de aptitudes o numérica.

A las peligrosas consecuencias ambientales asociadas a los productos transgénicos habría que sumar el grave peligro surgido de la filtración en la dieta humana de esta contaminación.

Los experimentos a pequeña escalas en reducidas parcelas pueden traducirse en focos de filtración y contaminación tan impredecibles como desconocidos. Ello ocurre porque poco se sabe del comportamiento y características de los genes transgénicos una vez se someten a la dinámica propia de los agrosistemas de una determinada zona.

Riesgos de la contaminación por transmisión de genes

Efectos de este tipo de contaminación

  • Un destacable efecto es la combinación de genes de diversas razas de plantas o animales. Tal combinación puede ser muy grave para un animal salvaje o doméstico, habida cuenta que la mayoría de ellos nacen con problemas de esterilidad, entre otros muchos, haciendo peligrar la extinción de esas razas
  • Dichas modificaciones genéticas se pueden transmitir a otras plantas, haciéndolas susceptibles de desaparecer con el consiguiente empobrecimiento de la biodiversidad
  • En los seres humanos, los efectos estarían relacionados con el desarrollo de alergias, sobre las que no se ha estudiado demasiado, debido a la introducción de proteínas en los alimentos
  • Otro perjudicial efecto para nuestra salud estaría relacionado con el reforzamiento que experimentarían las bacterias ante los antibióticos, circunstancia que podría dar lugar a diversas enfermedades conocidas y nuevas que no se podrían tratar, pues en las conocidas las bacterias se harían inmunes al antibiótico y las nuevas no contarían con antibióticos predeterminados

Cómo prevenir el consumo de alimentos contaminados genéticamente

Cualquier tipo de contaminación puede ser combatida, si bien en el caso de la  genética resulta más sencillo, pues es algo que está en nuestras propias manos. Lograrlo pasa por seguir el siguiente consejo:

  • No arriesgarnos a consumir este tipo de alimentos, optando por consumir solo aquellos frescos y naturales. De este simple modo, evitaremos ingerir alimentos procedentes de industrias que puedan haber sido sometidos a manipulación genética. Además, con esta medida la dieta se convertirá en más saludable y no perjudicará nuestra salud

Cómo prevenir el consumo de alimentos contaminados genéticamente

Artículos relacionados de interés:

Vídeo de las causas de la contaminación genética, ¿podemos evitarla?

Fuentes y Referencias

DMCA.com Protection Status

Contaminación genética: transgénico es sinónimo de riesgo
4.2 (83.33%) 6 votes