Saltar al contenido
Contaminación

¿Conoces los riesgos contaminantes de plaguicidas y pesticidas?

Plaguicidas y pesticidas

A diario llegan a nuestras manos noticias sobre plaguicidas y pesticidas, si bien nos seguimos formulando preguntas como ¿qué son realmente estos productos?, ¿para qué se usan?,  ¿cuál es la diferencia entre plaguicidas y pesticidas? o ¿son tan contaminantes como parece?

Pesticida es el concepto general que abarca varios tipos de productos fitosanitarios, es decir, utilizados para proteger a las plantas contra enfermedades, hongos, plantas, animales, etc.

Plaguicida es el producto que se aplica cuando la planta ya se encuentra infectada, para ahuyentar o hasta eliminar la causa. Mientras que todos los plaguicidas son pesticidas, no todos los pesticidas son plaguicidas, pues los pesticidas también se aplican de manera profiláctica.

Efectos de los plaguicidas sobre los seres vivos y el medio ambiente

A día de hoy es conocido que los plaguicidas son tóxicos para los organismos vivos distintos a las plagas que constituyen su objetivo. A largo plazo se convierten en agentes tóxicos, acumulándose frecuentemente en ciertos órganos de los seres vivos dada su dificultad para degradarse, generando elevados costes de salud y ambientales.

Además, una vez que se aplican sobre los cultivos, parte de estos productos permanecen en las cosechas, llegando hasta nuestros alimentos.

Entre los efectos que plaguicidas y pesticidas pueden ocasionar se encuentran:

  • En los seres humanos. Las que traemos entre manos son sustancias venenosas para las personas. Su uso puede llegar a intoxicarnos y resultar hasta letal para nosotros. Sin tener que contemplar unas consecuencias tan trágicas, también puede que las almacenemos en el organismo y nos vayan envenenando poco a poco
  • En la tierra. Estas sustancias causan pérdida de fertilidad en la tierra, al acabar con la vida de unos pequeños animalillos que son beneficiosas para ella junto a los que provocan las plagas. Es decir, los plaguicidas no saben distinguir entre formas de vida beneficiosas y no
  • En el agua. Estas sustancias pueden contaminar el agua de ríos o fuentes que se encuentren cerca del lugar en el que fumiguemos. Las aguas subterráneas también son susceptibles de ser contaminadas al filtrarse los plaguicidas con las aguas procedentes de la lluvia
  • En el aire. Estas sustancias se evaporan, contaminado el aire
  • En los animales. Los animales comen plantas o beben agua contaminada con estas sustancias, haciendo acopio del veneno en su cuerpo. Una vez nosotros comemos su carne, sus huevos u otros de sus productos, el veneno es transferido a nuestro organismo
  • En los árboles. Mediante sus raíces los árboles absorben el veneno presente en el suelo y que procede de estas sustancias. Esta contaminación nos puede ser transmitida al ingerir los frutos y semillas de dichos árboles

Plaguicidas y pesticidas

Consecuencias de los pesticidas sobre nuestro estado de salud

El veneno procedente de los pesticidas puede acabar en el organismo de las personas por boca, nariz o piel.

Las intoxicaciones provocadas por estas sustancias pueden ser de dos tipos:

  • Se trata de intoxicaciones que se presentan súbitamente, al acabar de trabajar o de haber estado en contacto con el veneno. En casos graves, pueden llegar a ser letales
  • Crónicas. Se trata de intoxicaciones más lentas, que se pueden presentar semanas o hasta meses después de haber estado en contacto con el veneno. Se van produciendo por el paulatino almacenamiento en nuestros cuerpos de cantidades pequeñas de veneno

Medidas y precauciones que debemos tomar al utilizar estas sustancias venenosas

Las medidas básicas a adoptar para no resultar envenenados con plaguicidas y pesticidas son:

  • No transportar estos venenos junto a personas, animales o alimentos, evitando así su contaminación
  • Señalar adecuadamente su contenido venenoso, evitando equívocos y accidentes. Cerrar bien el envase
  • Guardar los envases fuera del alcance de los niños, alejándolos igualmente de los utensilios de cocina y del fuego
  • Evitar la presencia de niños y mujeres embarazadas cuando se fumiga. En cuanto a los animales, también hay que mantenerlos vigilados en esos momentos
  • Lavar siempre los alimentos antes de comerlos
  • Lavarnos bien la cara y las manos con jabón después de fumigar y antes de proceder a hacer ninguna otra cosa
  • Al finalizar la jornada, bañarnos bien con agua y jabón
  • Procurar no guardar los envases de plaguicidas y pesticidas en las casas. Lo ideal es que la comunidad cuente con un lugar común en el que deshacernos de los envases una vez estén vacíos, agujereándolos para evitar su reutilización y enterrándolos con una capa de cal y otra de tierra. Su ubicación debe estar alejada de las casas y de las fuentes de abastecimiento de agua
  • No quemar los envases de estos venenos, toda vez que contaminan el aire
  • No lavar la ropa ni el equipo de fumigación en ríos, manantiales, etc.
  • No fumigar nunca en las cercanías de ríos, lagos, pozos, manantiales, etc.
  • No mezclar estas sustancias venenosas directamente con las manos, sino utilizando guantes de plástico y ropa de protección
  • Llevar siempre encima agua y jabón, para lavarnos inmediatamente, en caso de que se produjeran salpicaduras con el veneno
  • Lavar la bomba de fumigación tras cada aplicación revisando que no tenga desperfectos
  • No fumigar en contra de la dirección del viento
  • Fumigar preferentemente a primera hora de la mañana, evitando el calor, y no hacerlo nunca más de 4 horas diarias
  • Fumigar preferentemente en compañía, por si ocurriera algún accidente
  • Protegernos bien al fumigar, vistiendo la ropa adecuada
  • No fumigar todo el terreno sino solo las partes de las plantas que hayan resultado afectadas por la plaga

Conoce todos los contaminantes en esta lista:

Un vídeo explicativo sobre los pesticidas y la contaminación terrestre

Fuentes y Referencias

DMCA.com Protection Status

¿Conoces los riesgos contaminantes de plaguicidas y pesticidas?
4.2 (83.33%) 6 votes